Aumente el valor de su empresa gracias al intercambio de datos

Aproveche el potencial de sus activos de datos para incrementar la valoración de su empresa.

El desarrollo de actividades basadas en el intercambio de datos conlleva un aumento de la valoración de las empresas

En la era digital y a medida que las organizaciones van adquiriendo conciencia de que sus datos constituyen un activo, la capacidad de presentar y valorizar tales datos más allá de los límites corporativos constituye un buen reflejo del valor real de cualquier organización.

Si bien muchas organizaciones utilizan los datos en la actualidad exclusivamente con fines internos, cada vez son más las que se dan cuenta de las oportunidades que el intercambio externo de datos con su ecosistema puede ofrecer. Según un informe del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) sobre la agenda mundial en materia de inteligencia artificial (IA) titulado The Global AI Agenda, el 66 % de las empresas están dispuestas a difundir sus datos externamente para ayudar al desarrollo de nuevos mecanismos de eficiencia, productos o incluso cadenas de valor impulsados mediante la IA.

La gestión, circulación y valorización de los datos en un entorno seguro y de confianza tiene un efecto positivo en la valoración de la empresa. Las empresas que se convierten en organizaciones capaces de gestionar datos con inteligencia —o mejor aún, en organizaciones capaces de ofertar productos de datos— registran un incremento considerable de sus beneficios y su valor de mercado.

«Generar un incremento de ingresos del 1 % gracias a los datos podría traducirse en un incremento de beneficios del 10 % y un aumento de la valoración de la empresa de más del 25 %».

 

BCG: How IoT Data Ecosystems will Transform B2B Competition

El intercambio de datos: un motor de valorización para las empresas

 

 

Aumentar el valor en beneficio de los accionistas

A menudo se subestima el valor de los datos. El análisis independiente de las estimaciones de dicho valor revela que este capital representa un alto porcentaje del valor total de la empresa.

Los datos han de medirse y gestionarse como un activo en toda regla. El intercambio de datos constituye un motor fundamental que contribuye en gran medida a la valorización de la empresa.

Estructurar un ecosistema de datos para aprovechar su valor como activo

Estructurar un ecosistema de datos supone convertirse en una organización que posibilite a otras la generación de valor mediante el intercambio de datos.

La optimización de la circulación de datos en todo el ecosistema crea un círculo virtuoso en el que todos los participantes tienen acceso a nuevos datos y pueden diseñar nuevos productos de datos mediante la combinación de distintas fuentes, generando con ello nuevas oportunidades y ofertas de datos.

Aumentar el capital de marca

Al convertirse en agente estructurador de un ecosistema de datos impulsado por la tecnología de intercambio de datos aumentará la visibilidad de su marca y hará que esta adquiera un papel central dentro de su sector.

El intercambio de datos incrementará su capital de marca, con el consiguiente aumento de la valoración bursátil de su empresa.

Aumentar el valor de mercado de una organización gracias a la valoración de sus datos

Valorar los datos como un activo más dentro del balance general supone un paso importante que permite a las organizaciones convertir activos potenciales en activos cuantificados y bien gestionados.

Al determinar formalmente cuáles son los principales activos de datos que posee su organización, así como qué agentes —tanto dentro como fuera de ella— podrían tener interés en tales datos y por qué, su organización será capaz de calcular con exactitud el verdadero valor potencial de sus datos.

Impulsar la generación de nuevas fuentes de ingresos gracias al intercambio de datos

Las organizaciones con una capacidad consolidada de intercambio de datos pueden maximizar su potencial de monetización directa e indirecta de datos, generando con ello nuevas fuentes sostenibles de ingresos. El intercambio de datos constituye un motor importante para desarrollar nuevas actividades de distribución de datos, en las que estos constituyan el producto, así como para ampliar la cartera de productos y servicios existente gracias a los datos.